Frozen

En un reino condenado por una profecía a un invierno eterno Anna, la hermana de la reina de las nieves, decide acabar con la maldición. Para ello contará con la ayuda de Kristoff, un audaz pero tosco montañero; Sven, un reno; y un curioso hombre de nieve.

Con esta película se dice que Disney vuelve a sus orígenes: no porque sea una historia de princesas, sino porque se basa en un cuento clásico. En este caso “Las reina de las nieves”, de Hans Christian Andersen. No es que sea una versión completamente fiel al cuento, pero el espíritu del genial escritor danés está ahí.

La intención de Disney de adaptar este cuento no es nueva pues en 2002 ya había un proyecto sobre ella que, sin embargo, fue rechazado. Hubo que esperar a 2010 para que la productora mostrara interés. En un principio iba a ser una película de dibujos “tradicional” (enlace a “cómo se hace una peli de dibujos”) pero cuando John Lasseter, el “jefazo” de Pixar, leyó el guión pensó que era mejor idea hacerla por ordenador.

¿El resultado? Hay quien dice que en muchas cosas la película recuerda mucho a “Enredados”; y otros dicen que es una bonita película para ver aunque sea solamente por sus paisajes. No en vano los animadores visitaron para documentarse e inspirarse parques nacionales nevados, un hotel de hielo en Canadá y distintos paisajes invernales noruegos.

Una buena historia para pasar un buen rato y prepararse para el frío invierno en una sala de cine calentita.

Aquí tienes disponible los contenidos de nuestro boletín agrupados por película.


Temas ordenados por:


¡Inscríbete!Catálogo gratuito

Más información
He leido y acepto los Términos y Condiciones.