Rosa del desierto

Cuando mencionamos a la "rosa del desierto" no estamos hablando de una planta, aunque por lo que veis en la foto perfectamente podría recordar a una flor, no. En realidad se trata de una roca. Quizá habéis visto alguna (todos tenemos algún tío o primo que colecciona rocas y minerales) y es muy probable que os hayan contado alguna leyenda según la cual esta cosa tan curiosa sería una rosa que ha sido petrificada.

Pero si os viene con algo de eso debéis saber que esa leyenda no cuela, por muy bonita y encantadora que sea.

La "rosa del desierto" es una roca sedimentaria detítrica. Así dicho suena un poco rollo, pero todos esos "palabros" quieren decir algo fascinante: que se forma cuando se juntan yeso, arena y la poca agua que pueda encontrarse en los desiertos. ¿Y en qué zonas del desierto se dan esas condiciones? Parece ser que la mayoría de ellas vienen de zonas que antiguamente fueron mares o lagos salados que se llenan de arena. De esta manera, las sales del agua salada que quedan tras la evaporación se mezclan con la arena y suben a la superficie en forma de cristales.

Su forma parecida a la de rosa se la debemos a que es la suma de varias placas: si os fijáis bien veréis que está como hecha de piezas con forma de galleta. Esas piezas son cristales que se apelmazan y dan la sensación de ser pétalos.

Si un día os hacéis con una debéis pensar que, aunque sea una roca, es tan frágil como una de las flores que le da nombre. Esto se debe a que su principal ingrediente es la arena: así que tened mucho cuidado y procurad que no coja polvo ni que se moje porque podría acabar deshaciéndose.

Ahí está el verdadero origen de esta particular roca, una de esas que no parecen sacadas de las entrañas de la tierra sino de un fantástico jardín de fantasía. ¿Será por eso que todo el mundo quiere una?

Aquí tienes disponible los contenidos de nuestro boletín agrupados por mes o por respuestas


Temas ordenados por:


¡Inscríbete!Catálogo gratuito

Más información
He leido y acepto los Términos y Condiciones.