Guardería

Aunque sea algo normal lo cierto es que el periodo en el que nuestro hijo se adapta a la guardería es determinante: tanto para él como para nosotros, los padres. En muchas ocasiones se puede producir angustia debido al alejamiento; los padres temen qué pueda pasar y los hijos sienten que se les deja abandonados. Hemos de tener en cuenta que en muchas ocasiones la primera visita a la guardería tiene lugar cuando el niño tiene entre 6 y 18 meses, una época en la que el bebé pasa por una etapa de máximo apego a sus progenitores. Y en los tiempos que corren nada se puede hacer para que no ocurra esa separación.

Dejamos a nuestro hijo en un ambiente de máxima confianza y en el mejor lugar que sabemos, pero no podemos evitar que el niño se sienta asustado. Por eso lo mejor es que esta adaptación se haga lo antes posible. En contra de lo que creen muchos, lo mejor es llevar al bebé a la guardería cuanto antes pues la adaptación es más rápida por ejemplo a los 4 0 6 meses que al año.

¿Existe un tiempo determinado de adaptación? Siendo sinceros diremos que no: cada niño es un mundo y esta época puede ser más corta o menos larga. Es un momento que requiere la paciencia de los padres, que también deben hacer lo posible por ayudar a esta adaptación.

Muchos especialistas recomiendan que los padres acompañen a los hijos durante los primeros días de guardería y progresivamente vayan haciendo más cortas sus estancias hasta que se pueda dejar al niño solo. Pero hay muchas escuelas que no permiten que los padres asistan, de igual manera que muchos padres no tienen tiempo para estar en la guardería debido al trabajo.

En tal caso tenemos que hacer "trabajo en casa": debemos comprenderles si sienten miedo, hacerles ver que siempre vamos a estar con ellos y que faltemos unas horas no significa que nos desentendamos de ellos, también hacerles ver que van a conocer a muchos otros niños que serán sus amigos. En pocas palabras: ser comprensivos pero firmes y transmitirles la seguridad que hemos transmitido a sus cuidadores.

Hemos de comprender que esta etapa es necesaria para que el niño descubra lo que hay en el mundo. Lo que le ocurre a nuestro hijo es algo que a todos nos ha pasado: tenemos miedo a lo desconocido, pero siempre tendremos apoyo en personas con experiencia.

Aquí tienes disponible los contenidos de nuestro boletín agrupados por mes o por árticulo


Temas ordenados por:


¡Inscríbete!Catálogo gratuito

Más información
He leido y acepto los Términos y Condiciones.