Brave

Todos teníamos ganas de que llegara la última película de Pixar (sí, lo admitimos). Si los directores, guionistas y animadores nos llevaron al futuro, al fondo del mar, a una tienda de juguetes o a lo más alejado de Sudamérica esta vez nos llevan a esa época de cuento de hadas en la que los celtas rondaban por Escocia. En estos parajes vive Merida (nada que ver con la ciudad de Extremadura), una pelirroja princesa que no quiere saber nada de su destino: su madre quiere que sea la típica princesa aburrida, pendiente sólo de la llegada de un príncipe azul. Pero a Merida le "va la marcha" y quiere ser una princesa guerrera, valiente y combativa. En pocas palabras: quiere desafiar a su destino.

Para ello no duda en aliarse con unos mágicos poderes que le permitirán burlar su destino y a los pretendientes que el resto de clanes escoceses quieren para ella. Sin embargo, la idea de querer ser una persona de ley por sí misma puede tener algún inconveniente cuando la magia está de por medio.

¿Veremos entonces a Merida convertida en alguna de las princesas Disney cuyas figuras se venden en las tiendas? Seguramente sí, pero al menos nos queda saber que los tiempos han cambiado y ahora hasta las princesas pueden empuñar espadas o manejar un arco igual o mejor que cualquier valiente guerrero de las highlands.

Las personas que han visto la película se encuentran divididas. Por un lado están aquellos que piensan que esta es una gran película y que se puede sacar multitud de mensajes y enseñanzas de ella (vamos, que está a la altura de otras historias de Pixar). Pero hay otros que piensan que se trata de una buena película, pero que no lo es tanto como "Los Increíbles", "Buscando a Nemo" o "Up!". Lo que os podemos decir que es lo comprobéis por vosotros mismos. Nosotros estamos seguros de que os gustará... y de que a vuestra hermana mayor le encantará.


Temas ordenados por:


¡Inscríbete!Catálogo gratuito

Más información
He leido y acepto los Términos y Condiciones.