La estrella de Belén

La tradición cuenta que una estrella se posó sobre el pesebre en el que había nacido el niño Jesús para guiar a todos aquellos que fuesen en busca del hijo de Dios. En España decimos que fue precisamente esa estrella la que guió a los Reyes Magos hasta Belén; de hecho en los belenes de las casas españolas uno de los adornos que no debe faltar es una estrella de brillante estela colocada sobre el pesebre.

¿Pero realmente existió la estrella de Belén? Se suele decir que todas las leyendas tienen algo de cierto y muchos estudiosos se han puesto manos a la obra para explicar qué pudo ser realmente la estrella de Belén. Aquí tenéis algunas teorías.

Cometa: es una de las teorías más aceptadas. Se ha especulado con que la estrella fuese el famoso cometa Halley. Sin embargo los especialistas reconocen que por aquella época el cometa Halley sólo pudo haber pasado 12 años antes del nacimiento del niño Jesús. Así que o bien nos equivocamos de cometa, o nos equivocamos a la hora de contar los años de nuestra era.

Supernova: Cuando una estrella muere emite una luz que a menudo brilla más que la propia galaxia que la cobija y que es muy duradera. ¿Podrían haber visto los Reyes Magos una supernova? Una vez más está el asunto de las fechas: la supernova más cercana a la fecha del nacimiento tuvo lugar 185 años antes.

Una conjunción de los planetas Venus y Júpiter: Esta teoría ya fue apuntada por el astrónomo Johannes Kepler en el siglo XVIII.decía que Júpiter y Venus se alinearon en el cielo juntando sus brillos en el cielo tres veces en el espacio de siete meses durante el año 6 antes de Cristo. Actualmente esta teoría goza de bastante credibilidad pues se estima que debido a diversos cambios de calendario en la historia se ha establecido mal el año de nacimiento de Jesucristo pudiendo haber sido realmente entre los años 6 y 3 antes de Cristo.

Aurora boreal: Las auroras boreales (unas bonitas cortinas luminosas de colores en el cielo) se dan cuando el viento solar choca contra el campo magnético terrestre. El problema es que este fenómeno sólo se da en el polo norte y en el polo sur (donde se le conoce como "aurora austral") ¿Cómo pudo darse este fenómeno en lo hoy conocemos como Oriente Medio? Actualmente el fenómeno de las auroras se ha vuelto a estudiar: parece ser que también podrían deberse a tormentas magnéticas sin relación con los polos o el sol. ¿Podrían darse entonces las auroras en otros lugares? No se sabe, pero hay gente que dice que sí.

Nave espacial: Sí. Habéis oído bien. Mucha gente aficionada a los fenómenos extraños y a las historias de platillos volantes y OVNIS piensan que la estrella de Belén podría ser una nave espacial de otro planeta que andaba curioseando por el lugar adecuado en el momento preciso. Claro está, la mayoría de la gente no se toma en serio esta teoría: dicen que queda muy bonita como historia de ciencia ficción pero que no hay nada que demuestre que en realidad fuese así.

Por supuesto hay gente que dice que realmente no hubo una estrella y que esta sólo es una metáfora o un símbolo de la espiritualidad. Sea lo que sea lo cierto es que la navidad sería un poquito más oscura sin esta gigantesca estrella.

Aquí tienes disponible los contenidos de nuestro boletín agrupados por mes o por respuestas


Temas ordenados por:


¡Inscríbete!Catálogo gratuito

Más información
He leido y acepto los Términos y Condiciones.