Actividades

¿Qué nos lleva a escoger actividades extraescolares para nuestros hijos? En algunos casos es el refuerzo de alguna de asignatura, el aprendizaje de un lenguaje, fomentar la vida sana a través del deporte; y, en algunos casos, podemos admitirlo, que pasen la tarde hasta que haya alguien en casa.

Hay que tener cuidado, no obstante, de no saturar a los pequeños. Es importante que se formen, pero tampoco hay que estresarles haciendo que vayan corriendo a kárate después de la clase de refuerzo de matemáticas. Podría tener un resultado contraproducente y hacer que se cansen, se harten y pierdan entusiasmo.

¿Qué podemos hacer para evitar que los niños acaben cansado pero a la vez aprovechen al máximo sus actividades extraescolares? En primer lugar debemos distinguir aquellas que pueden tener un carácter imprescindible y aquellas son un poco más "secundarias"; en segundo lugar debemos tener en cuenta que no todas las actividades son adecuadas para determinadas edades (los idiomas deben empezar a aprenderse cuanto antes mejor, pero no pasa igual con otras actividades); en tercer lugar seamos cuidadosos con los horarios, no les pongamos dos días seguidos de deportes, procuremos que tengan alguna tarde libre…¡gestionemos su tiempo para que haya un equilibrio entre actividad y descanso!; en cuarto podemos liberar la agenda de nuestros hijos pensando en actividades de verano como campamentos.

Por último, pero no menos importante, preguntemos a nuestros hijos qué actividades les gustaría tener. De acuerdo, el inglés es imprescindible (y más en los tiempos que corren), pero, ¿estamos seguros de que a la niña no le gustaría más aprender esgrima en lugar de ballet?

Como siempre decimos en esta sección esto no son más que consejos. Muchas veces la mejor solución viene con el mero hecho de sentarnos y observar el horario.


Temas ordenados por:


¡Inscríbete!Catálogo gratuito

Más información
He leido y acepto los Términos y Condiciones.