Goofy

Muchos guionistas cuentan como algunos personajes que iban a ser secundarios son tan buenos que finalmente acaban convirtiéndose en principales. A Goofy le pasó algo parecido.

En 1932 aparecía en el cortometraje “Mickey’s revue” un viejo perro con un gorro que se dedicaba a reírse y comer palomitas mientras Mickey intentaba hacer un número musical. El personaje, llamado “Dippy Dawg” hizo tanta gracia que volvió a ser usado en otro corto en el que Mickey hacía una fiesta.

Los animadores pensaron que sería una buena idea juntar a Dippy Dawg con Mickey y Donald en varias películas. Como su nombre resultaba algo complicado se decidió cambiarlo por el de Goofy (que significa “bobo”): el trío formado por el inteligente ratón, el gruñón gato y el torpe perro fue un éxito.

Y lo fue tanto que sus aventuras se convirtieron en clásicos. Incluso llegó un momento en el que se decidió que Mickey era demasiado tranquilo para sus compañeros y se decidió “retirarle” de las películas para dejar a Donald y a Goofy solos.

Claro, como nosotros habréis pensado… “pero si Goofy siempre ha sido el compañero de Mickey…”. Esto también tiene una explicación: Donald se hizo tan popular que los dibujantes decidieron hacer con el pato una serie propia y poner como compañero de Goofy a Mickey. Curioso, ¿verdad?


Temas ordenados por:


¡Inscríbete!Catálogo gratuito

Más información
He leido y acepto los Términos y Condiciones.