Bob Esponja

Es difícil, muy difícil que no sepáis quién es Bob Esponja: una esponja marina amarilla que vive en el fondo de Bikini, tiene como mejor amigo a una estrella de mar llamada Patricio, y como vecino a un pulpo gruñón llamado Calamardo. Pero, ¿sabéis cómo se creó este personaje?

La idea de varias historias sobre los habitantes del fondo del mar ya le rondaba por la cabeza a Stephen Hillenburg desde 1984, cuando estudiaba biología marina. De hecho dibujó varios cómics protagonizados por “Bob”, una esponja marina auténtica; pero dejó ese proyecto de lado para estudiar animación.

En 1993 Hillenburg ya era un animador profesional y se le encargó una historia para la serie “La vida moderna de Rocko” en la que el protagonista, un pequeño canguro, tenía que capturar un pez de personalidad humana. Cuando la serie fue cancelada en 1996 Hillenburg retomó su idea de una serie protagonizada por animales marinos que se comportaran como humanos, reunió a varios de sus colegas, modificó el aspecto de Bob para que pareciera una esponja más “reconocible”, como esas que utilizamos en la bañera.

Faltaba presentar la idea a los jefes de la cadena de televisión. Y según cuentan Hillenburg lo hizo a las mil maravillas: vestido con una camisa hawaina, con música típicamente playera… ¡Y con un acuario en los que colocó maquetas de los personajes! Los jefes quedaron encantados y le permitieron crear el primer episodio de lo que sería una serie mundialmente famosa.

¿Qué lección podemos aprender de esto? Que si creemos en un proyecto no hay que dejarlo, ¡hay que apostar por el!


Temas ordenados por:


¡Inscríbete!Catálogo gratuito

Más información
He leido y acepto los Términos y Condiciones.