Oliver y Benji

“Allá van con el balón en los pies y ninguno los podrá detener”. Si preguntáis a cualquier persona de entre 34 y 28 años de edad qué sigue os cantará la sintonía de una serie de dibujos que en España fue famosísima: se llamaba “Campeones” pero, debido al estribillo de la sintonía, acabó siendo conocida como “Oliver y Benji”.

La serie contaba la historia de Oliver Atom (mediocampista) y Benji Price (portero), dos chavales japoneses apasionados del fútbol que intentaban llevar al equipo de su colegio a lo más alto en diversos campeonatos. Era una historia de deportividad, superación y cierta exageración: todos recordamos los saltos que hacían que los jugadores se salieran del estadio, los chutes que hacían que el balón se incrustara en la pared tras romper la red de la portería, esos tiros especiales más parecidos a un golpe de kárate de Son Goku que una patada de Iniesta… y sobre todo el tamaño de los campos cuyas líneas de meta se perdían en el horizonte y hacían que recorrer medio campo llevara un episodio entero (una vez alguien echó la cuenta de cuanto debía medir el terreno y salieron 18 kilómetros de longitud).

La serie se emitía diariamente en España a eso de las 20:30 y tuvo 128 episodios. Lo que pocos aficionados a la serie sabían es que había llegado a nuestro país con retraso e incompleta – en Japón se emitió de 1983 a 1986 y habría que sumarle una segunda temporada, algunos capítulos especiales y varias películas que aquí no llegaron a verse-.

Tampoco hay mucha gente que sepa que la serie fue una adaptación de un exitoso manga (cómic) llamado “Capitán Tsubasa” creado por Takahashi Yōichi e impulsado por la Asociación Japonesa de Fútbol. Su primera parte se publicó de 1981 a 1988; la segunda de 1994 a 1997; la tercera de 2001 a 2004; la cuarta de 2005 a 2008 y una quinta que se comenzó a publicar en 2009. En ella vemos a los personajes ir desde los campeonatos de colegios hasta los mundiales pasando por sus aventuras en diferentes ligas: Oliver acabará jugando en el Barça y Mark Lenders, el malo de la serie, pasará por la Juventus.

La verdad es que tampoco nos habíamos parado a pensar en el origen de la serie o hasta dónde llegarían sus personajes. Quizá se debía a que muchos nos preguntábamos por qué unos chavales japoneses tenían nombre inglés. Podemos contestar con otra cuestión: ¿os imagináis a un alumno de un colegio diciéndole a otro “has metido un gol que ni Ozora Tsubasa”? Por aquel entonces no estábamos tan familiarizados con el japonés y, además, la serie no nos venía directamente de Japón sino de Italia, donde la habían doblado con nombres ingleses que eran más “molones” y menos complicados de pronunciar. Así el mencionado Ozora sería Oliver; Kojiro Hyuga se transforma en “Mark Lenders” o “Steve Hyuga” en América Latina; y Genzo Wakabayashi era conocido como Benji Price.

Pese a todas las complicaciones con la adaptación lo cierto es que la serie ahora forma parte de los felices recuerdos de toda una generación. Tanto es así que, suponemos debido al tirón de la nostalgia, un conocido periódico deportivo editó la serie vista en España en DVD. Por cierto, una pregunta… ¿Creéis que si vuestros tíos o vuestros padres vuelven a ver la serie les seguirá gustando? Que España haya ganado un Mundial y dos Eurocopas es una marca que nunca podrán igualar estos dos personajes. O eso creemos.

Aquí tienes disponible los contenidos de nuestro boletín agrupados por mes o por personaje


Temas ordenados por:


¡Inscríbete!Catálogo gratuito

Más información
He leido y acepto los Términos y Condiciones.