El gato con botas

Aunque recientemente se nos ha hecho creer que el gato con botas tiene algún vínculo con la España de las capas y las espadas la verdad es que tiene orígenes italianos. O al menos fue un autor italiano, Giambattista Basile, el que lo incluyó en una antología de cuentos tradicionales editada en 1634. Pero la versión que todos conocemos es la adaptación que hizo en 1697 el escritor francés Charles Perrault y que se incluye en el libro “Los cuentos de mamá ganso”.

La historia también difiere un poco de la ofrecida por la película: el gato es el único legado que Benjamín tiene de su padre, el fallecido molinero. Tan pobre es el hijo que piensa en comerse su herencia para dejar de tener hambre. Pero el animal resultar ser una “mascota de recursos”: se calza unas botas que encuentra por ahí y va contando que es el criado del marqués de Carabás. No os vamos a destripar el cuento, pero os diremos que tras un par de astucias y un enfrentamiento con un ogro el gato consigue que su amo se convierta en un noble rico.

En su época el cuento del gato con botas no fue bien visto. No era una fábula con una carga moral “adecuada” debido a que el protagonista se sirve del engaño y la astucia para obtener beneficios propios y no de la valentía o la inocencia para conseguir un bien común. Podríamos decir que el gato era una especie de “Jack Sparrow” de la época.

Sin embargo hoy el cuento tradicional cuenta con multitud de fans. Se interpreta como un ejemplo para emprendedores o como una historia que demuestra que el ingenio del más pequeño puede ganar a la fuerza del más despiadado. Otros han querido ver un canto al individualismo: alguien tan raro como un gato con botas y sombrero se muestra más capaz de valerse por sus propios medios y triunfar que, por ejemplo, unos nobles tontos o unos campesinos acobardados por un ogro. Y, por último, debemos añadir a aquellos enamorados de los gatos a los que les encantaría que su mascota les pudiese hablar.

Con tantas interpretaciones y años que tiene no es de extrañar que el cuento haya sido llevado al cine y la televisión en varias ocasiones; incluso hay un par de óperas sobre él. Si buscáis en Internet seguro que encontráis algún fragmento.

Así que ya podéis imaginaros lo distintas que pueden ser las historias de aquella en la que vemos al gato doblado por Antonio Banderas. Aunque ahora que lo pensamos… No tienen por qué ser distintas variaciones de la historia del mismo animal ¿no será que todos los gatos esconden un astuto aventurero en su interior?

Aquí tienes disponible los contenidos de nuestro boletín agrupados por mes o por personaje


Temas ordenados por:


¡Inscríbete!Catálogo gratuito

Más información
He leido y acepto los Términos y Condiciones.