Pesadillas

Todos hemos tenido, tenemos y tendremos pesadillas. Las pueden provocar una enfermedad, una inquietud, una preocupación… no le damos mayor importancia cuando nos despertamos.

Pero para nuestros hijos un mal sueño puede ser un trauma magnificado por sus temores. A nosotros también nos ha pasado: somos pequeños, soñamos que hay un monstruo en el armario y, al despertar, creemos que ese monstruo puede estar realmente escondido entre nuestras ropas. Con esto queremos decir que la ansiedad provocada por una pesadilla es tan intensa para el niño como para nosotros las que nos puede provocar un problema o suceso terrible.

Con este pensamiento tenemos que actuar: no vale decir "¿te asustas por algo tanto tonto como una pesadilla?". Hay que consolarle y quitarle "hierro" al asunto, charlar con un tono tranquilo y suave para que se dé cuenta de que no hay nada que temer. Si es preciso le pediremos que nos hable sobre la pesadilla pues muchas veces el mero hecho de contar cuál es su miedo a un adulto protector le reconfortará.

Poco a poco el sueño llegará: podemos tranquilizarle contándole un cuento, hablándole de lo divertido que es soñar, decir que a una pesadilla no le puede seguir otra o demostrarle que, pase lo que pase, estaremos en la habitación de al lado. En cualquier caso es fundamental que estemos ahí hasta que se duerma. Lo fundamental es que no se sienta solo. Un truco sencillo pero muy eficiente es proporcionar al niño un "compañero" de sueños: un simple peluche para que duerma abrazado a él. No hace falta que expliquemos por qué es tan efectivo: todos hemos tenido un osito, un pingüino o un perrito de juguete que nos ha acompañado en nuestros mejores sueños y protegido en nuestras pesadillas.

En resumen: hay que ser comprensivos, comprender que cualquiera puede tener una buena noche y pensar que en ningún lugar se está tan seguro como en casa.

Aquí tienes disponible los contenidos de nuestro boletín agrupados por mes o por árticulo


Temas ordenados por:


¡Inscríbete!Catálogo gratuito

Más información
He leido y acepto los Términos y Condiciones.