La carta de Navidad

Muchos padres ayudan a sus hijos a escribir la carta a los Reyes Magos o a Papá Noel. Y lo cierto es que se las ven y las desean para saber qué regalos pedir para los niños. Son padres y, al fin y al cabo, siempre quieren algo que ayude a los niños a aprender, a compartir, a ser pacíficos… hay que entenderlos.

La mayoría de las veces estos padres se quedan en blanco y no saben qué sugerir. Se lían con la carta y, claro, luego los Reyes y Papá Noel se confunden y traen cosas que, o bien no gustan a los hijos o son del todo adecuadas. Por eso hemos hecho una lista de recomendaciones a tener en cuenta a la hora de señalar los juguetes en los catálogos o de escribir el e-mail a Oriente o Laponia.

  1. No hay que dejarse influir por los anuncios: Tanto los Reyes como Papa Noel saben que los juguetes que más se anuncian no tienen por qué ser los mejores, así que antes de pedirlos reflexionad bien padres, madres, hijos e hijas, olvidad la tele y pensad si realmente es lo que queréis.

  2. Papá o Mamá: recordad que la carta sigue siendo la de vuestro hijo y no la vuestra. Quizá os convenza más un juego para vuestro hijo más que otro, pero recordad que Sus Majestades y al anciano de rojo dan los regalos a los más pequeños. Antes de escribir la carta tened en cuenta los gustos del pequeño: no vaya a ser que su vocación sea la de artista y le traigan por culpa vuestra un juego de química.

  3. ¿Qué tal pedir un pack sobre un tema concreto? Si a nuestros hijos les gustan, por ejemplo, los dinosaurios podéis pedir un libro, una película y un videojuego sobre ellos. Los que traen los regalos lo agradecerán a la hora de buscar en los almacenes.

  4. Antes de escribir el nombre del regalo haceos (y hacedles) varias preguntas como ¿es de verdad algo educativo?, ¿qué te aportará?, ¿estás seguro de que es algo adecuado para tu edad?, ¿crees que los reyes lo tendrán en su almacén?

  5. Recordad que estamos en crisis y este año tanto los Reyes como Papá Noel tienen un presupuesto limitado. Aunque sean magos o tengan duendes que les ayuden es muy probable que este año no dispongan de mucho para gastar: recordad que también hacen regalos a todos los niños del mundo.

  6. Si es preciso pedid ayuda a algún especialista. Los jugueteros, como proveedores, conocen bien el negocio y os ayudarán a haceros una idea de qué podéis pedir o que se puede adaptar a vuestros deseos.

Son unos pocos consejos pero creemos que pueden ser muy útiles tanto a padres como a hijos. No tenéis por qué seguir al pie de la letra estas recomendaciones pero sí os podemos decir, en líneas generales, que el concepto de la carta de este año podría resumirse en ser muy concreto en lo que se pide para ahorrar tiempo y esfuerzos a los que nos traen los regalos.

Aquí tienes disponible los contenidos de nuestro boletín agrupados por mes o por árticulo


Temas ordenados por:


¡Inscríbete!Catálogo gratuito

Más información
He leido y acepto los Términos y Condiciones.