El mundo está lleno de animales, y hay unos cuantos que resultan de lo más extraño por su apariencia o sus hábitos. Lo más curioso es que tanto su aspecto como sus costumbres tienen una razón para ser así. Aquí tenéis una pequeña lista con algunos de los más curiosos que hemos encontrado.

Aye-aye

Aye-aye (Daubentonia madagascarensis): Si habéis visto la película "Madagascar" sabréis qué es un lémur: un animal que parece un cruce entre mono, ardilla y gato. Pues bien, el aye-aye es un tipo de lémur nocturno de color oscuro, ojos muy grandes y, algo que llama mucho la atención: unos dedos larguísimos que utiliza para sacar larvas de insectos de los huecos de los árboles. Esa apariencia tan útil también ha sido su maldición: hay gente que caza a los aye-aye creyendo que son demonios. Afortunadamente las cosas hoy están cambiando y este animal vive más tranquilo.

Calamar Vampiro

Calamar vampiro (Vampyroteuthis infernales): Aunque su nombre da miedo no es ninguna amenaza para el ser humano. Es un calamar que vive en las oscuras profundidades del mar y que tiene una especie de "capa" que recuerda a las alas de un murciélago: se trata de una membrana que une sus tentáculos y cuya misión es la de no dejar escapar los peces que atrapa tras atraerlos con unos pequeños órganos que generan luz. A lo mejor hubiera sido mejor llamarle "calamar saco", pero no quedaría tan interesante como "calamar vampiro".

Celacanto

Celacanto (Coelacanthimorpha): Otro habitante de las profundidades. El celacanto es un tipo de pez cuya especie es más vieja que los dinosaurios y que se creía extinta. ¡Imaginad la sorpresa de unos científicos sudafricanos cuando descubrieron que todavía existían y que, encima, apenas habían cambiado en millones de años! Se cree que este pez es un antepasado de ranas y salamandras de hoy. Pero también es famoso por haber inspirado la forma de un Pokemon: Relicanth.

Equidna

Equidna (Tachyglossidae): Equidna, según la mitología griega, era la horrorosa madre de todos los monstruos. Ciertamente los equidnas australianos son un poco feos, pero ni mucho menos son monstruos horrorosos: son una especie de enormes puercoespines con ojos pequeños, hocico en forma de trompa, lengua de 20 centímetros de longitud y unas patas de dedos anchos. Son mamíferos, pero ponen huevos y, al ser marsupiales, tienen una bolsa en la que llevan las crías. Suponemos que a los pobres equidnas nosotros, de boca grande, lengua corta y poco peludos somos los que les pareceremos monstruos.

ornitorrinco

Ornitorrinco (Ornithorhynchus anatinus): Cuentan que cuando mandaron el primer ejemplar disecado de ornitorrinco desde Australia a Inglaterra, los científicos lo desecharon creyendo que era una broma. ¿Cómo podía existir un animal con cuerpo de rata, pico y extremidades de pato y cola de castor? Cuando por fin les convencieron de que era real encontraron más datos sorprendentes: era un mamífero que ponía huevos y tenía un espolón venenoso en las patas traseras. Hoy en día goza de gran popularidad al ser la mascota del famoso dúo de hermanos televisivos Phineas y Ferb.

Pepino de mar

Pepino de mar (Holothuroidea): Aunque tienen nombre vegetal, los pepinos de mar son animales que, por cierto, están emparentados con los erizos y estrellas de mar pese a que a simple vista más bien parecen babosas gigantes. Si ya tienen un aspecto y familiares poco usuales, lo de su sistema de defensa es raro, raro: cuando se ven amenazados por un depredador lanzan sus tripas por la boca para que el cazador se las coma y así los pepinos puedan escapar. No hay que preocuparse por la presa: al poco tiempo le crecen otras vísceras.

Pez Ojo de Barril

Pez ojo de barril (Macropinna microstoma): Si miráis su cola os puede parecer un pez normal y corriente. Pero lo inusual está en su cabeza: es transparente como una pecera. Dentro se pueden ver dos cosas verdes que se mueven y que ¡son sus ojos! Esto le permite dos cosas: ver a sus depredadores desde todos los ángulos posibles y alimentarse de medusas sin miedo a que estas le piquen en los ojos y le dejen ciego.

Rana Pipa

Rana Pipa (Pipa pipa): ¿Habéis visto en los dibujos cuando algo muy pesado cae sobre el protagonista y le deja completamente planchado? La Rana pipa tiene el aspecto de una rana aplastada. Es de color marrón o gris y viven entre el fango de los ríos tropicales de Sudamérica subiendo a la superficie sólo a respirar. Lo más curioso es que, cuando llega la época de la cría la hembra lleva los huevos con los renacuajos en unos orificios en el lomo. Las ranitas saldrán al cabo de unos días completamente formadas directamente de la espalda de su madre.

regaleco

Regaleco (Regalecus glesne): Se cuenta de este pez que podría ser el causante de las leyendas sobre gigantes serpientes marinas: plateado y aplanado puede llegar a medir 17 metros. Una de sus señas distintivas es una larga cresta de color rojizo. Aunque son esquivos se dice que pueden encontrarse prácticamente por todo el mundo y hay quien incluso cuenta que estos peces podrían ser los animales que iniciaron la leyenda del dragón en China.

Aunque esta vez el texto ha sido largo os podemos decir que estos animales son sólo una muestra de las muchas criaturas extrañas que hay en la naturaleza. Ahora que estáis en Internet ¡aprovechad y seguid buscando! Encontraréis muchas especies fascinantes.

Aquí tienes disponible los contenidos de nuestro boletín agrupados por mes o por respuestas


Temas ordenados por:


¡Inscríbete!Catálogo gratuito

Más información
He leido y acepto los Términos y Condiciones.