Un gato en París

Quien tenga un gato como mascota sabe que son misteriosos, incluso se podría decir que gozan de una doble vida: la que comparten con nosotros en casa, y esa que tienen cuando salen por la ventana.

Al protagonista de "Un gato en París", Dino, le pasa precisamente eso: durante el día es la mascota de una niña llamada Zoé; pero cuando llega la noche se convierte en el compañero de Nico, un ladrón que "trabaja" en los tejados de París.

Lo más curioso de todo el asunto es que Jeanne, la madre de Zoé, es una comisaria de policía que además de perseguir a Nico, tiene que vérselas con el malvado Víctor Costa. Así que hasta cierto punto es normal que las vidas de todos ellos se crucen y en el centro esté Dino.

Estamos ante una película llena de intriga y persecuciones que tiene lugar en París, una ciudad curiosamente conocida por un viejo café llamado "El gato negro". ¿Hay mejor lugar para tener aventuras?

Aquí tienes disponible los contenidos de nuestro boletín agrupados por mes o por película


Temas ordenados por:


¡Inscríbete!Catálogo gratuito

Más información
He leido y acepto los Términos y Condiciones.